Córdoba. La calleja de las flores

¿Quién ha ido a Córdoba y no se ha dado una vuelta por la Calleja de las Flores?. Junto a la Mezquita, el Alcázar de los Reyes Cristianos o su puente romano se puede decir que es uno de los lugares que no puedes dejar de visitar si vas a la ciudad califal.

Entrando a la Calleja de las Flores © Javier Abad / countrysessions.org

En plena Judería, si seguimos por la calle Velázquez Bosco y justo frente a la fachada norte de La Mezquita, giramos a la derecha y nos encontramos en la conocida «Calleja de las Flores», una calleja sin salida que acaba en una pequeña plaza, desde la que podemos ver la que dicen ser la imagen más romántica de la torre de la Catedral.

Vista de la catedral desde la Calleja de las Flores © Javier Abad / countrysessions.org

Su aspecto actual se le debe en parte al interés de Alfonso Cruz Conde por embellecer determinados lugares de Córdoba, y su hermano, y alcalde Antonio Cruz Conde llevo a cabo la remodelación.

Las macetas de geranios y el color blanco envuelven la imagen de la catedral, y aunque originariamente la plaza tenía vecinos que vivían en ella, hoy sus casas han sido ocupadas mayoritariamente por comercios dedicados al turismo y la artesanía.

Macetas en las fachadas © Javier Abad / countrysessions.org

Si vas por Córdoba, no olvides pasar por este lugar, si puede ser, en las horas de menos afluencia del público, para disfrutar con tranquilidad de esta calle,  la placita en que acaba y las magníficas vistas de la torre.

Texto y fotografías: © Javier Abad / countrysessions.org