Blanco por fuera, amarillo por dentro.

¿Por qué los huevos ya no son blancos? ¿Por qué los huevos del pueblo saben mejor que los que compramos en el mercado? Las gallinas ponedoras hoy en día viven hacinadas en grandes naves industriales, donde no ven la luz del sol, y mucho menos una lombriz para echarse al pico.

l1030682

©Andrés López / countrysessions.org

Llevo todo el verano dandole “al magín“. El caso es que durante los días que hemos pasado en Cantabria, mi mujer y yo un día, comiendo unos huevos fritos cojonudos que provenían de una granja tradicional, nos asaltó la duda e iniciamos el debate. La cáscara de los huevos que nos estábamos comiendo, eran ¡¡BLANCOS!! ¡Por favor, cuantos años sin ver un huevo blanco!!

No se si os asaltan a vosotros este tipo de preguntas, o es que yo soy muy friki, pero de pequeño, recuerdo todos los huevos de color blanco. De hecho, recuerdo perfectamente que si los querías “morenos” tenías que pedirlos al pollero, como algo especial. A lo largo de estos años, el color marrón-rojizo de los huevos de gallina ha ido invadiendo mercados y grandes superficies, y el hecho es que ahora mismo, no encuentras ni un solo huevo blanco en las grandes ciudades. Todos son morenos.

Y digo yo ¿por qué este cambio radical de color? ¿A que se debe? ¿Alimentación, raza de gallina…? El caso es que los huevos de la granja tradicional, donde las gallinas comen lo que pillan en el pasto, sin piensos ni compuestos, son siempre blancos, y por supuesto ¡¡qué buenos están!! ¿Por qué los que compro en la ciudad, perfectamente embasados, limpiados, higienizados, y noseque cuantos “ados” más (por el bien de la salud pública) no saben ni la mitad de bien que los que cría un paisano en el campo? Esto por supuesto es extrapolable también a la fruta, a la hortaliza, etc etc etc… curioso ¿no? Hay que ver cuantas normas sanitarias para manipular un alimento que al final no sabe ni la mitad de rico que uno criado en el campo por cualquier paisano.

Buscando respuestas sobre el color de los huevos, al fin encontré la supuesta respuesta: la raza de gallina que pone los huevos morenos es mucho más ponedora, osea, más rentable, y poco a poco a ido desplazando a la de toda la vida de plumas blancas y huevos blancos.

También he encontrado esto en youtube en relación con la industrialización de los huevos. Como os digo, mucha rentabilidad… mucho huevo moreno que no sabe a nada, y en las macro-granjas del mundo ocurren cosas como las que se ven en este video: los pobres pollitos machos, como no ponen huevos, van vivos directamente a una trituradora.

Yo no he sido capaz de ver el video entero, así que estais avisados.

 

Cada día estoy más de acuerdo con mi mujer: si todos fueramos vegetarianos por un día en señal de protesta, a lo mejor se terminaban estas crueldades con los animales.

Otro día os hablaré de los cinco o seis kilos de patatas que me regaló mi amigo Miguel Angel de Antaviana hace unas semanas. Las ha criado él en su “pequeño” huerto de una hectarea, y son ¡¡amarillas y apretás! nada que ver con las que compras en el hiper.

Finalmente, el ejercicio práctico de hoy: si tenéis hijos pequeños, decidles que os dibujen una gallinita con sus huevos ¿de que color  pintarán la cáscara?

©Andrés López / countrysessions.org