Avutardas. Un sueño hecho realidad

Desde que me dedico a fotografiar aves he tenido la ilusión de poder tener ante mi objetivo una de las especies más grande que hay en España.  © Javier I....

Desde que me dedico a fotografiar aves he tenido la ilusión de poder tener ante mi objetivo una de las especies más grande que hay en España.

 © Javier I. Sanchís / Countrysessions.org

Siempre había admirado las fotos de mi buen amigo Carlos Sánchez y de otros fotógrafos que habían plasmado a estos fabulosos ejemplares. Sabía lo complejo que podía ser y los sinsabores que te puedes llevar; pero este año lo conseguí gracias al buen hacer y saber de Carlos. Que me invitó a unas sesiones de hide en una zona  de leks poligínicos donde los machos reúnen y cortejan a un grupo de hembras.

 © Javier I. Sanchís / Countrysessions.org

El cortejo o “rueda” consiste en la exhibición de todos sus encantos y poderío.

 © Javier I. Sanchís / Countrysessions.org

Para no molestar a estas aves, teníamos que entrar en el escondite de noche y mantenernos en absoluto silencio y con la máxima discreción; casi truncado por un ataque de tos y estornudos imposibles de contener.

 © Javier I. Sanchís / Countrysessions.org

Según iba clareando el día y el paisaje estepario se definía ante nosotros, empezamos a divisar algunos ejemplares sueltos por los costados del nuestro hide.

  © Javier I. Sanchís / Countrysessions.org

Ya me había valido la pena el madrugón aunque no hiciese ninguna foto. Pero todavía tendría más premios a mis años; a tan solo veinte metros y delante de nuestros objetivos teníamos un macho solitario.

 © Javier I. Sanchís / Countrysessions.org

Enfocar, medir la luz, disparo silencioso en la cámara. Ver la pantalla y ahí le tenía por fin.

 © Javier I. Sanchís / Countrysessions.org

Una de las mayores aves voladoras del mundo, la avutarda (Otis tarda) perteneciente al variopinto grupo de aves gruiformes junto a las grullas, rascones, gallinetas, etc. Se distribuye como reproductor en Europa Central y la Península Ibérica y Asia Central. En Europa es residente.

 © Javier I. Sanchís / Countrysessions.org

Espero en sucesivos años ir ampliando el archivo con otras imágenes para poder completar este o futuros relatos y enseñar la diferencia que hay entre los machos y hembras; siendo el macho mucho más grande que la hembra, alcanzando un peso entre 13 y 15 quilos dándose casos de 18 y hasta 21 kilogramo. Con un tamaño de 1,1 metros de longitud y una envergadura de 2,4 metros; mientras que las hembras pueden ser hasta un 70% más pequeñas que estos y tener un peso de 3 ó 4 kilogramos. Un inmaduro puede confundirse con las hembras mientras que los machos reproductores, llamados “barbones” tienen un plumaje y porte inconfundible.

 © Javier I. Sanchís / Countrysessions.org

Es en la época de cría, a partir de marzo cuando podemos disfrutar del cortejo conocido como “rueda” consistente en una serie de “displays” o poses donde el macho exhibe todo su esplendor. En esta época hasta bien entrado abril podemos ver los “displays”, copulas y peleas de machos por conseguir la atracción de las hembras que, una vez han sido apareadas se retiran para la puesta y cría ignorando a los machos. Estos siguen luciéndose y llamando a las hembras con unos sonidos guturales a modo de ladrido o pedorreta.

 © Javier I. Sanchís / Countrysessions.org

El día se nos ha dado de maravilla y uno de mis sueños se ha realizado. Mientras las horas pasan analizamos la situación y problemas de estos animales esteparios y de pradera motivados por el cambio del tipo de cultivo, la rotulación del terreno, etc. Principalmente preocupante es el paso a cultivos de regadío, carreteras, tendidos eléctricos, vallas e infraestructuras energéticas, pesticidas y venenos.

 © Javier I. Sanchís / Countrysessions.org

A la semana volvimos y la suerte del novato me volvió a sonreír. Sólo había cambiado la vegetación, siendo más alta y densa. Espero que el año próximo sea igual o tal vez no, y tenga que seguir insistiendo.

 © Javier I. Sanchís / Countrysessions.org

Texto y fotos: © Javier I. Sanchís / Countrysessions.org