Geoposicionamiento 2

Tras mostrar en la entrada de hace unos días lo necesario para geoposicionar una foto, paso explicar cuales son los pasos que he seguido yo en los últimos años en mis...

Tras mostrar en la entrada de hace unos días lo necesario para geoposicionar una foto, paso explicar cuales son los pasos que he seguido yo en los últimos años en mis diferentes formas de trabajo.

Mis primeros intentos de geoposicionamiento fueron con un Smartphone, específicamente con un iPhone, lo cual tenía como principal problema la autonomía del teléfono. Todos los que poseéis teléfonos inteligentes sabéis que el GPS es un verdadero devorador de batería, por lo que su utilidad se reducía a unas pocas horas. La ventaja sobre otros sistemas, como ya dije es que este tipo de aparatos está muy extendido.

Para geoposicionar una imagen lo que vamos a hacer es grabar con el GPS el recorrido que hagamos mientras que fotografiamos, para posteriormente descargar este recorrido (track) a un ordenador y añadir esa información a las fotos que hayamos realizado. Existen numerosos programas que graban tracks en los teléfonos, tanto gratuitos como de pago, lo que conviene es que a la hora de descargar el recorrido sea en alguno de los formatos más usuales, como gpx o kml, dado que nos facilitará enormemente en trabajo.

Aplicación GPS para smartphone

Una de las cosas más importantes a la hora de empezar nuestra sesión fotográfica es comprobar que la hora que aparece en nuestra cámara es la misma que tiene el programa GPS que utilicemos. En esta forma de trabajar, lo único que hacemos es relacionar una foto con una hora con una posición a la misma hora, por lo que cámara y el GPS estén coordinados es muy relevante.

Llegados a este punto algunos os preguntareis porque utilizo este sistema en lugar de integrar el GPS en la cámara y que la información pase directamente al archivo. Principalmente por comodidad, dado que estos GPS, como el GP1 de nikon u otros similares, se suelen poner en la zapata, muchos consumen batería de la cámara, mientras que otros utilizan un cable para ir introduciendo los datos en las fotografías que en el caso de las nikon suele utilizar la clavija del mando a distancia. En definitiva muchos inconvenientes.

GPS Nikon GP-1

En la actualidad utilizo un pequeño GPS, del tamaño de un antiguo carrete de 35mm, que puede grabar hasta 100.000 puntos de información, que me muestra en una pequeña pantalla la hora, lo que facilita la sincronización cámara-gps, y que además funciona con pilas tradicionales.  El mio es un Holux MP 241, pero existen multitud de marcas y modelos que hacen el mismo trabajo.

© Miguel Ángel Fernández / www.countrysessions.org

Así que ya tenemos nuestro cámara y nuestro GPS sincronizados, iniciamos la grabación del track y nos ponemos a hacer fotos, ya no nos tenemos que preocupar de nada más hasta el final de la sesión, momento en el que descargaremos las imágenes y la información del GPS a nuestro ordenador, pero será en otra entrega.

© Miguel Ángel Fernández / www.countrysessions.org


Articulo perteneciente a la serie
Geoposicionamiento
  1. Geoposicionamiento
  2. Geoposicionamiento 2